Artículos, Todos los Post

Té azul: origen y beneficios

Hoy en día vemos en muchos lugares nuevos productos de infusiones porque el público ha aumentado la demanda por estos productos. Antiguamente era muy difícil encontrar estos productos o eran muy costosos. Ahora por el contrario, encontramos amplia variedad de tés e infusiones, pero esto no significa que sean productos nuevos, muy por el contrario, son productos milenarios que recién llegan a nuestros paladares desde distintos lugares del mundo.

Hoy hablaremos del té azul, o como se llama realmente, té oolong. Este té proviene de las provincias del sureste de China, más cercanas a Taiwan, y se cree que fue creado en el siglo XVII durante la dinastía Ming, como parte de una adaptación del pueblo a restricciones impuestas por dicha dinastía para combatir la corrupción con la compra y venta de té que ocurría en esa época. El té en la cultura China es muy importante, por lo que daba pie a que se dieran irregularidades en su transacción.

Debido a esto, se crearon nuevas técnicas para obtener nuevos tés, y uno de los más conocidos es el té azul o Oolong (Wulong). Este té es producido por la semifermentación del té verde, a  medio camino de producir té negro, por lo que tiene un gusto y aroma entre dulce y amargo. Debido a la variedad de suelos en que se cultiva el té que da origen al té azul en Taiwan y China, existen distintas variedades del mismo.

Dentro de los beneficios que tiene el té azul Oolong, encontramos su alto poder antioxidante, como el té verde, lo cual previene naturalmente del envejecimiento prematuro y ayuda a prevenir, junto con una buena alimentación, la aparición de cáncer. Los taninos que contiene este té son los responsables de este poder antioxidante.

Además, tiene la capacidad de aumentar el metabolismo por su contenido de cafeína, por lo que ayuda a mantener un peso ideal y quemar grasa abdominal y reducir el colesterol en la sangre. También reduce los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es ideal para diabéticos.

Se recomienda preparar el té con agua hasta 80°C y dejar reposar durante unos 5 minutos, con dos cucharaditas de hojas por taza y las hojas pueden utilizarse para hasta 5 infusiones. Consúmelo entre comidas, no durante la once o comida y máximo 3 tazas diarias.

Tiene contraindicaciones? Si, hay ciertas personas que deben evitarlo, como mujeres embarazadas y niños pequeños y personas que presenten alergias al mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *