Artículos, Todos los Post

Azúcar, la droga de los alimentos

A menudo escuchamos en los medios de comunicación sobre lo dañino que es el azúcar, uno de los productos más utilizados en nuestra alimentación y en la industria alimentaria. Pero el azúcar es un producto relativamente nuevo en la historia de humanidad, no es un producto consumido desde hace siglos, sino más bien resultado de la industrialización de la alimentación y la economía de los procesos industriales.

Antiguamente el único alimento con tanta concentración de sacarosa era la miel y tampoco era consumida de forma masiva ni se da en todo el mundo, por lo que las frutas eran los dulces naturales, mucho más saludables que el azúcar refinada. En la India se inició la obtención del azúcar cristalizada a partir de la caña hervida, pero era solo consumida por la sociedad más acaudalada por su alto costo. El azúcar empezó a masificarse cuando se iniciaron plantaciones de caña de azúcar en América luego de su descubrimiento occidental y el tráfico de esclavos desde África para la industria de la caña de azúcar y el algodón, por lo cual los costos de producción se abarataron y el producto se expandió y se hizo conocido.

Es el azúcar comparable a la fruta o a la miel que era el único azúcar consumido antiguamente por los humanos?

La respuesta es que NO. El azúcar carece de todo valor nutricional porque es un producto refinado y durante su proceso de producción todas las vitaminas de la caña y otros nutrientes y fibra se han eliminado, dejando solo la sacarosa a una concentración dañina para las personas. Para colmo, gran parte de nuestros alimentos cotidianos contienen azúcar, y esto es debido a que la industria nos ha metido el azúcar por ser altamente adictiva, comparable a la cocaina en cuanto a su grado de adicción.

Muchos alimentos contienen azúcar de formas que no sabemos o conocemos, ya que el azúcar puede estar presente en numerosas formas o denominaciones. Algunas que te pueden sonar conocidas: maltosa, dextrosa, jarabe de glucosa, cebada de malta, maltodextrina, entre muchos otros. La industria pone estos productos en los alimentos que consumimos para generar el deseo de consumirlos, que sean más “ricos”. Para esto, desde pequeños nos bombardean con dulces, cereales azucarados, pasteles, postres, etc, para acostumbrar a la población desde los primeros años al consumo de azúcar.

La miel y las frutas son los únicos alimentos naturales sin procesar que contienen azúcares simples, mientras que en otros alimentos están presentes como carbohidratos complejos. En la fruta encontramos ambos tipos de azúcares y además fibra, la cual tiende a disminuir la absorción de los azúcares simples, por lo que es mucho más saludable. Por otro lado, la miel es un alimento increíble, lleno de vitaminas y nutrientes, a pesar de su contenido de azúcares simples.

Por qué son tan malos los azúcares simples?

Los azúcares simples (sacarosa y fructosa) aumentan el nivel de azúcar en la sangre de forma rápida y pronunciada, lo cual es perjudicial para la salud si esto se mantiene en el tiempo, ya que contribuye al desarrollo de enfermedades metabólicas, como la diabetes. También generan una necesidad del cuerpo de obtener energía de forma rápida, por lo que son muy adictivos y se consigue una “recompensa” inmediata a nivel cerebral.

En términos generales, cada vez que consumimos azúcares simples, el páncreas debe secretar grandes cantidades de insulina para conseguir que el azúcar que está entrando a la sangre sin ningún metabolismo previo o control pueda entrar a las células y sea usado como energía o acumularse como grasa. Con el tiempo, esto afecta al páncreas y a todos los órganos y las células desarrollan resistencia, lo que se conoce como resistencia a la insulina. También contribuye a la obesidad por la acumulación de grasas por la conversión del azúcar al interior de las células.

Quieres seguir dañando tu cuerpo y tu metabolismo y dando pie a enfermedades a futuro? No más! prefiere alimentos saludables, bajos en azúcares simples y grasas, consume frutas y miel a media mañana para aportar energía rica y saludable y sustituye el azúcar refinada por alternativas más saludables como panela o stevia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *