Artículos, Todos los Post

Agricultura convencional y su impacto ambiental

Artículo 12: Agricultura convencional y su impacto ambiental

En la actualidad, la producción de alimentos para la población humana es cada vez más masiva y demandante de recursos naturales y suelos, debido al aumento desmedido de la población y su necesidad de alimento. La agricultura moderna y masiva representa una serie de impactos ambientales, debido a que para llevarla a cabo se requiere una modificación extensiva del ecosistema. Los suelos que antes eran bosque nativo y servían para el desarrollo de la vida silvestre ahora sirven para la agricultura. Qué consecuencias trae esto para el medio ambiente?

  • Uso de fertilizantes y plaguicidas: se requieren porque las especies que se cultivan generalmente son de una misma especie no endémica de la zona, y son propensas a sufrir ataque de hongos y otros organismos patógenos que merman la producción. El uso excesivo de fertilizantes contamina las aguas que se infiltran a las napas y acuíferos subterráneos y producen eutrofización de las mismas, debido a la base de nitratos en los fertilizantes. Los plaguicidas también son perjudiciales en el tiempo para la salud humana.
  • Disminución de la diversidad genética del ecosistema: Al alterar tan significativamente el medio ambiente, muchas especies vegetales y animales pierden su hábitat natural, por lo que tienden a disminuir, afectando la población nativa de las especies. Por otra parte, la industria agrícola tiende a seleccionar variedades vegetales artificialmente cruzadas por el hombre para resistir las condiciones específicas de la zona (resistentes al frío, al calor, etc), por lo que las variedades autóctonas o nativas tienden a desaparecer porque no las cultivan.
  • Disminución de aguas subterráneas: Para el riego en zonas secas de escasa presencia de aguas superficiales como ríos o escorrentías, es necesario el riego con aguas subterráneas. Si el consumo de las napas o acuíferos es muy extensivo y mayor a la recuperación del mismo, tenderá a secarse con el tiempo, lo cual deja sin agua a comunidades y puede acelerar el agotamiento de esteros y humedales, impactando aún más el ecosistema.
  • Deforestación masiva: Se da sobre todo en zonas tropicales, tanto por grandes empresas forestales para obtener madera y otros productos derivados, como por pequeños agricultores de de pueblos pobres. En este último caso, para poder obtener nueva área para cultivar, queman una porción de bosque nativo, la cual dura sólo algunas cosechas y luego baja mucho su productividad por el empobrecimiento de los suelos y tienen que volver a quemar otra área de bosque para volver a cultivar. La producción sigue siendo la misma, pero la quema de bosque aumenta.
  • Otros perjuicios de la agricultura tradicional no sustentable son la erosión y salinización de los suelos. La erosión del suelo debido a todo lo anterior, deforestación, irrigación y exposición de los suelos, pérdida de minerales y nutrientes, dejándolo como suelo infértil. Las sales de las aguas que quedan en los suelos aumentan la salinidad del mismo, perjudicando su fertilidad.

Prefiere productos cuya procedencia sea responsable con el medio ambiente, orgánicos y sustentables. La agricultura orgánica o biológica implica prácticas no dañinas para el medio ambiente y la mayoría de las veces también responsable con los agricultores y comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *